¿Cómo influyen los colores en mi hijo?

¿Jersey azul o rojo? La respuesta es más importante de lo que podéis imaginar.

Rebeca Sofi para todos los dias en cashmere . Descubra otros adorables jerseys Cashmirino

Probablemente como habréis notado, cuando el sol brilla y todo lo que nos rodea es luminoso, tendemos a vestirnos con colores vivos y edificantes. Al contrario sucede cuando el día es triste y frio, nos sentimos más bajos de ánimo y propensos a vestirnos con colores oscuros. Esto sucede porque somos criaturas sensibles a la luz. Cada color tiene una longitud de onda de energia y todos los colores influyen en nuestro cerebro de manera diferente.

De hecho, estudios psicológicos han demostrado esta teoría y los vendedores y publicistas usan esta característica nuestra para su beneficio. Pero, ¿ qué influencia real tiene en nuestros hijos esta relación entre color y psicología? ¿ De qué manera la elección del color rojo o azul de su jersey podría cambiar su día?

¿Cómo se desarrolla el sentido del color en los niños?

La relación de los niños con los colores se desarrolla rapidamente en sus primeros años de vida. Los recién nacidos hasta los tres meses ven solamente los colores blanco y negro, demostrando que los contrastes y los esquemas son más importantes que los colores. Entre los tres y seis meses empiezan a percibir colores y los colores fuertes y primarios ayudan a estimular su cerebro.

Entre los seis y doce meses la visión de los colores está completamente desarrollada y la exposición de sombras y tonalidades diferentes ayuda al pequeño a empezar a crear asociaciones entre los colores. Cuando aprenden a hablar surge el reconocimiento activo y la distinción entre colores. Finalmente, entre los tres y cuatro años, los niños son capaces de identificar, reconocer y dar un nombre a los colores básicos.

Esta relación con los colores como principio general se define como un importante instrumento de aprendizaje. Esto es importante cuando elegís ( o elegirán ellos) la evolución de su guardarropa.

Colores diferentes tienen efectos diferentes

Empecemos con la parte caliente del espectro: los rojos, naranjas y amarillos. En general los colores calientes tienen un efecto energético. El rojo crea excitación, por tanto un pijama rojo es desaconsejable para niños que tienen problemas para dormir. El naranja es acogedor, amigable y estimula a los niños a mezclarse e interaccionar. El rosa, color preferido de las niñas, sugiere calor y afecto. El amarillo se asocia a la motivación y concentración por tanto podría ser una buena elección para el primer dia de escuela.

De la parte fría del espectro, verdes, azules y violetas se espera un efecto calmante. El azul es relajante y reduce el ansia por lo que a los niños con problemas de comportamiento les iría bien vestirse en la gama de los azules. Cuando hace calor y humedad, el azul es refrescante. El verde está asociado al sentido del bienestar. El violeta transmite equilibrio y seguridad.

Tabla de referencia “ de los efectos de los colores”

Rojo Altamente emotivo, asociado al crecimiento del latido cardiaco y de la excitación.

Rosa Evoca empatía y sentimientos de amor.

Naranja Caliente y acogedor, da fuerza para comunicarse e interaccionar.

Amarillo Estimula la mente, la memoria y la concentración.

Azul Calma la mente y el cuerpo, disminuye el latido cardiaco , refresca.

Verde Asociado a la naturalezzaa, optimiza la sensación de salud y bienestar.

Violeta Asociado a la sabiduría , equilibrio, seguridad y abundancia.

Cada niño es diferente

Lo primero de todo es saber que , prescindiendo del efecto normal de cada color, vuestro hijo estará mejor con algunos colores que con otros. Este hecho podría estar relacionado con las especiales longitudes de onda de los colores que interaccionan con los pequeños capilares debajo de la superficie de la piel. Según su biologia particular, algunos colores podrían suprimir capìlares secando la apariencia de la piel mientras otros podrían mantenerlos con un esplendor natural.

Mientras la ciencia aporta observaciones y generalizaciones útiles, al final, la conclusión es que todo depende de las respuestas y preferencias personales. Si vuestro pequeño ama un determinado color, no obstante sus potenciales desventajas, debéis fidaros de la naturaleza y no preocuparos ( de todas maneras su gusto cambiará probabilmente al dia siguiente). Cualquier color que les haga feliz será sin duda el mejor para ellos y quizás solamente para ese día!

¿Habéis notado alguna vez el efecto del color sobre vuestro hijo? ¿Vestirlos con colores diferentes les hace diferentes ? Nos gustaría recibir vuestros comentarios.


Leave a comment